Con los grandes avances científicos actuales, las profesiones de la salud son cada vez más especializadas y necesitan de mayor formación para poder ser aplicadas. De ahí la importancia de que, en las clínicas dentales se ejerzan las diferentes especialidades de la odontología. Cada odontólogo se forma además como, especialista en implantes dentales, especialista en ortodoncia, especialista en periodoncia o especialista en endodoncia, odontopediatría, … entre otros.
Esto permite una alta capacitación en los tratamientos dentales que realiza y por ello, tendrá muchos más conocimientos y herramientas para resolver cada situación que se le presente. La calidad de un profesional viene dada por la cantidad de problemas que es capaz de resolver.